Tecnología para niños con necesidades especiales

por:

Tecnología para niños con necesidades especiales

Como sabéis, desde hace tiempo, venimos desarrollando proyectos sociales con una base fundamentada en la tecnología. Desde Somos Binarios estamos convencidos de que el conocimiento debe repercutir en el bienestar y desarrollo de las personas, especialmente, de las más vulnerables. Por eso hoy volvemos a dedicar una entrada completa a un nuevo proyecto centrado, en esta ocasión, en niños con minusvalías cerebrales. Pero antes de comenzar, y por si alguno se lo perdió, aquí os dejamos enlaces a anteriores proyectos tecnológicos de impacto social que hemos desarrollado:

Hoy, en cambio, hemos querido centrarnos en otros dos proyectos nuevos que venimos desarrollando desde hace semanas y que, justamente en estos días, están ya siendo entregados (siempre donados) a niños con necesidades especiales por enfermedad cerebral.

Visores de realidad virtual para niños con necesidades especiales

La tecnología de los visores de realidad virtual está teniendo un auge muy rápido y una extensión paulatina gracias a la incorporación del teléfono móvil como fuente de recursos en 3 Dimensiones, vista de 360 grados e imágenes y sonido envolventes. El problema, como casi siempre cuando hablamos de tecnologías de reciente implantación, son los costes.

En este sentido, no se nos escapaba el enorme impacto que este tipo de visores puede tener en el caso de niños (y adultos) con minusvalías o enfermedades cerebrales. Poder llevar un mundo de estímulos visuales y sonoros, vívidos, mediante la realidad virtual, directamente a sus mentes, es una alternativa terapéutica, estimulativa y de desarrollo, difícil de igualar. El reto estaba, como siempre, en abaratar costes para poder adaptar este tipo de dispositivos a las necesidades de estos niños y, además, poderlos donar.

Así comenzó una búsqueda de visores de buen rendimiento y de bajo coste. No fue difícil encontrarlos, una vez que nos alejamos de marcas de primer nivel. A ello, le sumamos un esfuerzo extra a la hora de hacernos con dispositivos móviles igualmente de bajo coste. Para ello, a veces tuvimos que recurrir a teléfonos móviles que debimos reparar primero, para después poder adaptarlos a este proyecto. Finalmente, estaba el asunto de los contenidos. Horas y horas buscando, revisando y descargando contenidos en forma de vídeos en 3 Dimensiones y Realidad Virtual, para la especial tarea que tendrían que desarrollar estos visores que íbamos a donar: servir de estímulo, desarrollo, educación y formación a niños con discapacidades cerebrales, severas en algunos casos.

Cuando por fin logramos implementar todas las fases de localización, reparación, adaptación e implementación de hardware y software (incluyendo la modificación de la capa básica de Android de los terminales, para que no hubiera más aplicaciones presentes en los teléfonos y que la navegación para la reproducción de los vídeos, fuera intuitiva y sencilla), nos dimos cuenta de que habíamos conseguido el objetivo que nos habíamos impuesto: desarrollar visores de realidad virtual basados en teléfonos móviles recuperados o restaurados, a un coste tan bajo, que pudiéramos permitirnos el lujo de donarlos.

Aquí os mostramos parte del producto terminado, tal y como se ha podido comenzar a entregar ya a niños que lo precisan.

realidad virtual para personas con necesidades especiales

En este sentido, nuestro proyecto habría quedado “cojo” de no haber contado con la inestimable ayuda de la Asociación Sonrisas, que une a los cuerpos y fuerzas seguridad del Estado (Policía Nacional, Guardia Civil, Protección Civil, etc…) en una increíble labor de atención a niños discapacitados o enfermos por todo el país. Esta asociación nos ha permitido llegar con nuestros dispositivos a niños con minusvalías cerebrales a quienes esta tecnología puede hacer mucho bien, así como nos han ayudado a agrandar el proyecto a través de la donación de terminales móviles nuevos, que podemos adaptar a los visores para llegar a más y más niños. Desde aquí también, mi agradecimiento a su presidente, José María Arroyo.

i-Pupitres: lo mejor del siglo XX adaptado digitalmente

En esta misma onda, y como parte de nuestros proyectos tecnológicos de adaptación para niños discapacitados, hemos podido también desarrollar y fabricar un concepto novedoso de pupitres digitales.

La idea era poder proveer una herramienta de desarrollo, aprendizaje y estimulación mediante juegos, a niños con necesidades especiales. Así, concebimos el proyecto de crear pupitres que integrasen elementos clásicos (pizarra permanente, úitles de dibujo, etc…) con componentes electrónicos (un Simon para la estimulación de la memoria, la repetición de patrones por colores y sonidos) y herramientas digitales (con la incorporación de una tablet PC con juegos y aplicaciones de desarrollo y estimulación) en el mismo pupitre.

Todo ello, por supuesto, sin descuidar la estética necesaria para que a los niños les resulte atractivo y lo más parecido a un juguete que fuera posible, pese a ser una herramienta tecnológica.

Aquí el resultado de nuestros i-Pupitres que también serán donados a los niños que atiende la Asociación Sonrisas.

i-Pupitre un nuevo concepto de pupitre para los niños

 

i-Pupitre un nuevo concepto de pupitre para los niños con necesidades especiales

En definitiva, queríamos continuar dándole forma a un convencimiento que tenemos desde hace tiempo y que procuramos trasladar a todos nuestros proyectos técnicos: Que la tecnología es neutra, y que es la utilización que hacemos de la misma (y de nuestros conocimientos) lo que determina el potencial de la misma.

Prometemos continuar esta semana con nuestros post sobre Seguridad y Hacking, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de compartir con vosotros los nuevos dispositivos y conceptos que vamos desarrollando para quienes más necesitan una adaptación especial de la tecnología.

Saludos a [email protected]

Alquimista.

The following two tabs change content below.

Alquimista

Hackeando la vida de 8 a 14 horas. Escribo con pseudónimo porque mucho de lo que se escribe debe ser anónimo en materia de seguridad y hacking. Creo en un conocimiento libre, en un pensamiento libre, en un software libre y, en suma, en una mente libre. Década y media de experiencia en materia de hacking y seguridad informática y no informática.