Añadir Mac OS X al administrador de arranque de Windows

por:

Una vez que hayamos conseguido instalar Mac Os X en una de las particiones de nuestro Disco, para lo cual podéis seguir esta guía, necesitaremos poder arrancar este sistema.

La duda que solemos tener después es: ¿cómo poder realizar ahora un dual-booting (o multiple-booting) con el Sistema Operativo de la compañía de la manzana?

Existen varios métodos, pero si quieres evitar instalar el archiconocido Grub, con lo que ello acarrea, y tener únicamente instalados Mac Os X y Windows en tu máquina, sigue leyendo.

Importante: la BIOS debe de estar configurada, entre otras cosas, en “AHCI” Mode» para que esto funcione.

EasyBCD la herramienta para controlar nuestro gestor de arranque

EasyBCD (BCD en honor al “Boot Configuration Data” de Microsoft) es un software que proporciona un conjunto de herramientas para configurar la carga de Windows (compatible con todas las distribuciones del mismo, W10 inclusive).

Una vez que lo hayamos descargado e instalado en nuestro ordenador procederemos a lanzar el programa y escogiendo la pestaña “Add New Entry”, tal que así:

Añadir una nueva entrada

Accederemos a un menú que nos permitirá configurar el tipo de Sistema Operativo que queremos añadir al registro del gestor de arranque, en este caso “Mac”:

Creando una entrada para Mac

A continuación, ajustamos los parámetros de la siguiente manera:

Name: El nombre que deseemos para la entrada que añadiremos al administrador de arranque.

Mode: Este campo es sumamente importante, quizás lo más destacado de todo el tutorial. Por defecto, viene seleccionada la opción “EFI” (Extensible Firmware Interface), que es la que deberemos de dejar puesta, ya que es el sistema usado en los Mac OS y, no así, “MBR” (Master Boot Record, no funcionará si activamos esta opción última).

Entrada de Mac añadida correctamente

 

Posteriormente, hacemos click en “Add Entry”:

Configurando la entrada para el Mac

 

Una vez configurado, vamos a la pestaña “Edit Boot Menu” y marcamos como Sistema Operativo por defecto aquel en el que tengamos instalado EasyBCD, es decir, un Windows, obviamente. Si seleccionamos otro diferente, el que sea, no se cargará el bootloader de Windows modificado y no podremos arrancar nuestra partición de Mac Os X.

Configurando el arranque por defecto

Por último, guardamos los cambios realizados haciendo click en “Save Settings”:

Guardando los cambios

Ahora reiniciamos y al iniciarse de nuevo el ordenador debería de salir la siguiente pantalla:

Imagen del arranque de Windows con la opción de seleccionar el arranque de Mac OS X

Si tenemos una versión de Windows algo antigua lo que aparecerá, en lugar de la pantalla de arriba, será esta otra:

Arranque de Windows y Mac en la version antigua

Nota: este método funciona también en el caso de que tengamos varios discos. Por ejemplo, en mi caso, dispongo de un HDD (W8.1 y Mac Os X) y un SSD (W10) y, como hemos visto, se detectan los tres perfectamente estando en Discos distintos (tampoco es necesario indicar una prioridad de arranque concreta en la BIOS, aunque es preferible indicar en primer lugar el disco donde tengamos la partición con la distribución de Windows donde hayamos instalado EasyBCD).

Autor: El autor de este artículo es un colaborador nuestro llamado Samuel Gallego, estudiante de Ingeniería Informática en la USAL. Esperamos tenerlo pronto otra vez por aquí.

Deja una Respuesta